Cafeteras y Métodos

Hario V60
De origen japonés, es un método muy sencillo de extracción de café que permite preparaciones de pocas cantidades de café. El nombre se debe al cono de 60° ubicado sobre una jarra. Se utiliza con un filtro de papel especial fabricado en Japón, y se hace la preparación utilizando un café tostado medio, con una molienda media.
 

Aeropress
Es un método manual en donde se regula la presión impulsando el émbolo con la mano. Es portátil y muy utilizado por la gente que se hace el café en el camino. Se logran cafés plenos de sabor pues permite experimentar con la presión manual, la temperatura del agua y el tiempo de ‘inmersión’ debido a la completa interacción entre el café molido y el agua.
 

Chemex
Creado en 1941 por un químico alemán, nos recuerda a un aparato de laboratorio. No posee partes móviles, no se precisa electricidad y no tiene plástico: es solo vidrio, filtro de papel, café molido y agua. Se logra una taza limpia de acidez media y bajo cuerpo. El punto de molienda recomendado es medio o grueso. Su estética es tan grandiosa que tiene su lugar en el Museo de Arte Moderno de NY.
 

Prensa Francesa
Es un excelente método, muy conocido y simple. El café molido se deposita en la base del envase de vidrio, en donde se coloca el agua. Después de un cierto tiempo de contacto, se hace descender suavemente el pistón, de forma constante, quedando la bebida filtrada y lista para servir. Obtenemos un café intenso, con cuerpo y sabor. Se recomienda una molienda gruesa, y es común experimentar con el tiempo de inmersión y temperatura del agua.
 

Cafetera Espresso
Única e inigualable, es una preparación corta en tiempo, entre 20 y 30 segundos, a una presión óptima de 9 bares (equivalente a 8,9 presiones atmosféricas). La temperatura del agua que pasa a través del café molido es de 88 - 92°C. Se precisa una cantidad de café de entre 8 y 10 gramos, y su grado de molienda debe ser fino. Las publicidades de cafeteras con 14 o 15 bares de presión son sólo acciones confusas; está demostrado que la presión óptima es, y debe ser, 9 bares. Se logra un café de sabor intenso con cuerpo y una deliciosa capa de crema.
 

Moka italiana
Fue creada en 1933 por el italiano Alfonso Bialetti. Tiene una base metálica donde se calienta el agua, un filtro metálico donde colocamos el café molido, y la parte superior por donde emerge la bebida. Podemos usar un café tostado medio u oscuro, con un grado de molienda fino. Logramos un café de sabor marcado, intenso y con un cuerpo pesado en boca, similar al espresso.